Invertir en el desarrollo de competencias de relaciones

 

desenvolvimento de competências de relacionamento

En todo el mundo corporativo se sabe que no podemos tratar a las personas como se hacía antiguamente. Usted ya no puede decir: “Esto es lo que debes hacer. Ve y hazlo.”

Hay que aprender a crear relaciones de confianza. La generación millennial, en particular, no vive para trabajar, sino trabaja para vivir. Por ello tenemos que conectarnos a ellos de manera distinta, que proporcione el valor y el significado que buscan. Y es imposible crear valor si no sabemos que es lo que valoran. Necesitamos saber por qué hacen lo que hacen.

En un entrenamiento en que aplicamos el SDI (Strengths Deployment Inventory o SDI (Strengths Deployment Inventory o Inventario de Utilización de Fuerzas) podemos aprender a identificarlo. Esa metodología, basada en la Teoría de la Consciencia de las Relaciones®, además de enseñar cómo identificar los perfiles, levanta los motivos que impulsan los comportamientos.

Cuando nos comprendemos mejor a nosotros mismos, podemos comprender mejor a los demás. En lugar de juzgar, podemos ejercer la comprensión. Podemos hacernos más curiosos y descubrir cómo apalancar nuestras diferencias en lugar de frustrarnos por ellas.

El SDI es capaz de ayudar a los profesionales y líderes a comprender a sí mismos y a sus relaciones con los demás para que puedan ejercer sus funciones con más éxito.

En los workshops del SDI, los profesionales aprenden a cambiar el enfoque del comportamiento (qué se hace) para las motivaciones (las razones por las cuales las personas hacen lo que hacen). Cuando eso ocurre, se descubre una oportunidad mejor para influenciar a alguien y fortalecer relaciones.

Cuando se habla con los valores de alguien, con palabras que están en el centro de lo que determina el motivo de hacer lo que hacen, es mucho más probable que las personas respondan bien. Si su trabajo es influenciar y entrenar a personas, usted tiene que abrir las puertas a sus valores y no solo comportamientos. Usted puede fallar si solo observa los comportamientos, ya que estos pueden engañarnos. Todos podemos observar comportamientos. Y todos podemos hacer suposiciones sobre qué es importante para alguien con base en sus comportamientos. Pero el hecho es que podemos estar completamente equivocados.

Comportamiento por sí es solo una parte de la información. Si es necesario, realmente, influenciar y ayudar en el desarrollo y crecimiento de las personas, hay que saber cuáles son sus valores. Seguramente un entrenamiento de liderazgo o de desarrollo profesional debería incorporar la metodologia del SDI para acelerar ese aprendizaje tan rico y esencial.