La maternidad hace a las mujeres expertas en comunicación

 

Mulheres-Comunicação

Aprenda con ellas la Inteligencia Comunicativa y descubra cómo puede comunicarse mejor

Conocer diferentes tipos de llanto y lograr identificar cuando se trata de hambre o de dolor. Captar señales no verbales de que el niño quiere atención, cariño y sus brazos. Interpretar correctamente cuál es el interés del bebé en aquél momento en que, aparentemente, mira hacia el vacío. Sí, estos son solo algunos ejemplos que señalan la Inteligencia Comunicativa, ya que una madre “recién parida” desarrolla de forma violentamente rápida su capacidad de comunicación no verbal.

Y esto no es todo. Cuando termina la licencia por maternidad, la mujer que tiene otro niño pequeño también tiene que desarrollar su capacidad de comunicarse en el trabajo para ganar tiempo. Al fin, ya no es posible trabajar hasta más tarde con la misma frecuencia que antes. Ella tiene que hacerse más eficaz, más asertiva y mucho más práctica, ya que después regresará a la casa y cuidará a su pequeño.

Y ¿de qué manera se puede perfeccionar las habilidades comunicativas, ganar tiempo y disminuir el retrabajo en la oficina? A continuación se describen algunos datos de Inteligencia Comunicativa, que profesionales, ya sean hombres o mujeres, pueden aplicar perfectamente, incluso los que no tienen hijos pequeños:

  1. Sea más objetivo en sus e-mails
  • Antes de enviar un mensaje electrónico piense dos veces si el asunto podría ser resuelto si intentara hacer un contacto directo, personalmente cuando sea el caso, o por teléfono.
  • Vaya al grano. Si tiene que pedir algo, pídalo desde el principio. Si tiene que informar, informe. Evite las tradicionales introducciones del tipo “¿se acuerda de lo que me había pedido?”
  • Y ya comience a dar la información en el campo subject o asunto. Este es el único campo del e-mail que podemos estar seguros de que lo van a leer (todos seleccionamos el mensaje que vamos a leer por el título, ¿verdad?).
  • Trate de dejar su carpeta de entrada limpia. Deje solo los mensajes que todavía no haya leído o los que va a responder después. Archive los mensajes importantes por asunto y borre sin culpa lo que no es relevante.
  1. Aprenda a leer las señales no verbales que le dan los demás
  • Si usted está conversando con alguien que no lo mira o que sigue hojeando los papeles que están sobre la mesa mientras usted habla, deténgase inmediatamente. Él le está informando que no puede oírlo en aquel momento. Aun cuando insiste en decir lo contrario…
  • Rostro tenso, inquietud y mesa desorganizada señalan ansiedad y falta de enfoque. Si tiene que pedirle algo a alguien que presenta estos síntomas, asegúrese de que la persona haya entendido lo que usted le ha pedido y haya apuntado plazos y gestiones. Y recuerde hacer un follow-up algunos días antes de la fecha combinada para la entrega de la tarea.

Esté atento. Observe cómo trabajan las madres. Usted podrá aprender mucho sobre comunicación con ellas.